Home » Solsticio de invierno en Denali National Park, Alaska

Solsticio de invierno en Denali National Park, Alaska

por Jens
llegando a denali national park

Cuando emprendimos nuestro viaje de invierno a Alaska no teníamos idea de que Denali National Park estaría abierto al público. El Parque Nacional Denali, después de Yellowstone y Yosemite, es uno de nuestros parques favoritos. La visita que hicimos al parque durante verano quedó grabada en un lugar muy especial de nuestra memoria, y nos dejo con la intriga de como sería en invierno.

Pensar en Alaska es pensar en Denali. Asi que mientras conversábamos e investigabamos sobre que podíamos hacer y visitar durante nuestro viaje de invierno, descubrimos que el parque no sólo estaba abierto, sino que habían actividades para realizar. Y sin pensarlo dos veces nos aventuramos a visitar el parque nuevamente.

A Denali desde Fairbanks

Estábamos en Fairbanks pensando en cómo llegar a Denali. Habían operadores turísticos, pero no era una opción para nosotros. Usualmente tienes que reservar con tiempo y en nuestro caso nos decidimos de un día para otro. Por esta razón, decidimos ir en el carro que habíamos rentado.

La autopista a tomar sería la Parks Highway Route 3. Si bien esta autopista está abierta todo el año, conducir en invierno requiere de mayor precaución. Para manejar en Alaska durante esta temporada es importantisimo contar con un carro acondicionado para el terreno y condiciones climaticas de la temporada, y estar familiarizado en como conducir en condiciones de invierno.

Revisamos el pronóstico del clima, y al no ver riesgos decidimos ir a Denali el 21 de diciembre, día del solsticio de invierno. Conocido como el día más corto y la noche mas larga del año.

Vista de McKinley Park desde Denali

Desde Fairbanks hacia Denali se toma la autopista Parks Highway – Route 3. En condiciones de verano, el viaje se hace en 2 horas. En invierno el viaje es mas lento, por lo que esperábamos un viaje de 3 horas. Ya en camino nos dimos con la grata sorpresa de encontrar una autopista en muy buenas condiciones, la cual es limpiada y cuidada constantemente. Hay muchas paradas en el camino en donde conseguir gasolina y algo de comida. Los pocos carros y camiones que pasamos iban a una velocidad prudente. En resumen, el conducir a Denali fue muy tranquilo.

  • Tiempo en carro de Fairbanks a Denali: 2 horas en verano, 3 horas en invierno.
  • Se toma la Carretera Parks Highway Route 3 rumbo a Anchorage.
  • Hay paradas de gasolina, comida y alojamiento todo el año en ciudades cercanas como Healy and Cantwell.

Llegando a Denali

Llegando al visitor center en Denali National Park.

Llegamos a Denali al medio día. Luego de estacionar el carro fuimos al visitor center para informarnos de lo que se podía hacer en las pocas horas de luz del día que nos quedaban. Los rangers nos explicaron que si bien el parque no cierra en invierno, solo una pequeña fracción del parque esta en condiciones de recibir público. Ellos recomiendan visitar esta pequeña área solamente. No prohíben el aventurarse al centro de Denali en invierno, pero eso es algo para exploradores de invierno con mucha experiencia.

Sabíamos que era el día del solsticio de invierno, pero no imaginábamos que el parque había preparado una actividad especial para ese día: la caminata iluminada. Rangers y voluntarios iluminan con velas un sendero en la nieve para que los visitantes puedan recorrerlo a medida que la luz del día va menguando. Nos llenamos de emoción por lo que significaba hacer algo así de especial en Denali, uno de nuestros parques favoritos.

Faltaban todavía unas horas para la caminata, así que, por sugerencia de los rangers, decidimos rentar snowshoes e ir a explorar los alrededores. Antes de salir, los rangers nos indicaron que el frío era extremo, que si no teníamos la ropa adecuada era mejor no explorar.

  • En invierno, la carretera en Denali esta abierta hasta la milla 3.
  • El visitor center de Denali, milla 1.5, esta abierto de 9:30 am – 5 pm todo el año
  • Hay renta de snowshoes gratis en el visitor center.

Snowshoeing en Denali

Afortunadamente teníamos ropa adecuada. Nos pusimos los snowshoes y empezamos a recorrer los senderos abiertos del parque. Un sendero nos llevo al Horseshoe Lake Trail, junto a las vías del tren de Alaska que pasa por Denali. Pasamos un buen tiempo jugando en las vías del tren. En ese momento, no teníamos la menor idea de que, tres días después, pasaríamos por ese mismo punto viajando en el Aurora Winter Train, Aquí pueden leer nuestro viaje de Fairbanks a Anchorage en el tren de invierno en Alaska.

Snowshoeing en las rieles del tren de Alaska que pasan cerca a Denali.

Regresamos al visitor center a calentarnos un poco. Lo bueno del visitor center en invierno es que ofrecen bebidas calientes gratis y un espacio muy cómodo y climatizado donde descansar y prepararse para más caminatas. Después de tomar un par de bebidas, decidimos recorrer otro sendero alrededor del visitor center.

A pesar de que todo estaba cubierto de nieve y el frío era intenso disfrutamos mucho de nuestras caminatas. Los senderos cercanos al visitor center son planos, no son riesgosos, y están muy bien señalizados; haciendolos una excelente opción para hacer snowshoeing y disfruta el día. Esta actividad es algo que recomendamos para todas las edades. Sin embargo, si tienes terror al frío te recomendamos que te equipes con ropa adecuada para que lo puedas disfrutar.

Snowshoeing cerca al Murie Science and Learning Center (MSLC)

Caminata de Solsticio de Invierno

Luego de recorrer otros senderos, regresamos al visitor center a calentarnos otra vez y a esperar con ansias el inicio de la caminata de solsticio de invierno. La luz del día iba poco a poco apagándose. Eran casi las 4:30 pm y los rangers y voluntarios iban encendiendo las velas que durante el día habían colocado alrededor del sendero. Mientrass tanto, nosotros nos preparábamos nuevamente para salir al frío intenso con toda la ropa de invierno que teniamos.

  • El sendero iluminado tiene 1 milla de longitud.
  • La caminata iluminada solo ocurre el día de solsticio de invierno – usualmente el 21 de diciembre.
  • Se puede recorrer el sendero con snowshoes o esquís.
  • Quien desee participar debe estar preparado para un frío extremo.

Empezamos el recorrido y lo primero que nos sorprendió fue que las velas habían sido colocadas dentro de lámparas de hielo. La dedicación de las personas que pudieron crear algo así es para admirar. Habían lámparas de varias formas: cilíndricas, en forma de estrella, y cuadradas.

Velas encendidas dentro de una lámpara de hielo.

Las lámparas de hielo al combinarse con la luz de las velas creaban un espectáculo agradable a los ojos. Mientras recorríamos el sendero notamos que el calor de la luz muy lentamente iba derritiendo las lámparas. Al final de la noche las lámparas ya no estarían.

Vela encendida dentro de una lámpara de hielo en forma de estrella

El sendero era totalmente plano y seguía una ruta muy bien señalizada. No eramos los únicos. Habían personas de todas las edades. Todos parecían disfrutar del sendero iluminado. Algunos usaban snowshoes, otros usaban esquís, y otros mas valientes usaban solamente botas. Nosotros usamos snowshoes. Para algunos, como nosotros, era la primera vez haciendo este recorrido. Para otros, este recorrido se ha convertido en una tradición antes de los días de Navidad.

El sendero iluminado por innumerables velas dentro de lámparas de hielo.

El color del invierno, la luz natural y las luces de las velas se iban mezclando poco a poco. El ambiente era mágico. Estar en Denali en esa fecha tan significativa, haciendo algo así era difícil de creer.

El sendero iluminado por innumerables velas dentro de lámparas de hielo.

Estábamos a punto de sucumbir al frio intenso de la noche por lo que decidimos regresar al visitor center. Nos dimos con la grata sorpresa de que los rangers estaban regalando tazas y vasos con logotipos del parque a los visitantes. Sin pensarlo mucho, tomamos los regalos y compramos algunos recuerdos. También estaban compartiendo bebidas calientes y snacks gratis.

Regreso a Fairbanks

El regreso a Fairbanks fue a oscuras. Ya la noche había caído, asi que cruzamos los dedos para que no ocurriera nada durante el regreso. Afortunadamente no hubo ningún percance durante nuestro camino a Fairbanks. Aún en la profunda oscuridad del invierno, logramos encontrar a lo largo de la carretera estaciones de gasolina y algunas pequeñas tiendas donde conseguimos algo de comida y bebidas calientes para el camino. Después de casi 3 horas, llegamos a Fairbanks; eran casi las 10 pm. Apesar de estar muy agotados, estabamos felices de haber pasado un día tan especial en uno de nuestros parques favoritos.

You may also like

Deja un comentario